lunes, 20 de febrero de 2017

GÜNTER EICH


Me he terminado de leer la poesía completa de Günter Eich, un gran poeta alemán poco conocido en España, al que tuve la suerte de conocer leyendo a otro alemán, Anselm Grünn. La lectura de Eich es apasionante, pues, aunque rotulado como poeta social, le pasa un poco lo que a Celaya, que su poesía es mucho más que poesía social y abarca las tres heridas que el hombre sufre desde que andaba por esos mundos de Dios en manadas: el amor, la muerte y la vida. La edición de Eich, hecha con mimo por “La poesía, señor hidalgo” es muy buena con una traducción muy culta  que pone las notas oportunas para una buena comprensión del texto. Estamos de enhorabuena por tener en tan esmerada edición a tan buen poeta. No sé  qué estáis esperando para comprarlo. Como anticipo, os dejo con Inventario:


INVENTARIO

Esta es mi gorra,
éste mi capote
y aquí están, en su bolsa,
los chismes de afeitar.

Esta lata vacía
es mi plato y mi vaso;
en su chapa he grabado
mi nombre.

Lo he grabado con este
clavo, que vale más
que el oro y que oculto
de miradas rapaces.

Un par de calcetines
de lana y otras cosas
que me callo las guardo
en el fardel del pan;

le sirve así de almohada
de noche a mi cabeza.
Entre la tierra y yo.
sólo hay este cartón.

La mina es lo que más
aprecio: por el día
me escribe los poemas
que pienso por la noche.

Esta es mi libreta
y éste mi toldo de lona;
ésta es mi toalla
y éste mi hilo de coser.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada